martes, 31 de octubre de 2006

Mujeres en la Policía Local

Ayer recordaron en el Ayuntamiento de la ciudad la incorporación de mujeres por primera vez en la plantilla de la Policía Local. De esto ha hecho ya veinticinco años. Estaba invitado a esta celebración puesto que cuando se produjo esa primera incorporación de nueve mujeres a la plantilla de la Policía Municipal era el Concejal Delegado de Personal y de Policía Municipal en aquella primera Corporación Municipal elegida democráticamente.

Agradezco que se acordaran de mí y que me invitaran. Sin embargo, no he podido acudir al acto.

¡Lo que ha cambiado este país! Valga un botón de muestra: si en aquellos años no había más de tres Concejalas en toda la Corporación Municipal - creo recordar - hoy viene presidiendo desde hace varios años esa Corporación una mujer y son bastantes las Concejalas con responsabilidades en el Ayuntamiento.

Carta abierta de Rosa Díez a Juan Carlos Rodríguez Ibarra

El hecho de que publique en mi blogger también la carta de Rosa Díez a Juan Carlos Ródríguez Ibarra no es señal de neutralidad. Si tuviera que elegir a uno de estos dos socialistas, mi preferencia sería por Juan Carlos, sin duda: por su coherencia y honestidad. Cuando no ha estado conforme lo ha dicho; cuando creía que no debía estar, se ha ido. Y siempre trabajando a tope por sus conciudadanos hasta romperse el corazón.

__________

Carta abierta a Juan Carlos Rodríguez Ibarra

Por ROSA DÍEZ

Querido Juan Carlos:
El aprecio y el respeto que te tengo me llevan a contestar a la carta abierta que me dirigiste desde estas páginas el pasado viernes día 27. Yo también sé que tú nunca vas a dejar de ser socialista ni quiero que dejes de serlo. Tu voz es muy importante para nosotros. Y sabes que lamenté de veras tu decisión de no volver a ser candidato a la Presidencia de la Junta de Extremadura. Guardo con mucho afecto los e-mails que nos cruzamos, en los que pudimos apreciar el alto grado de coincidencia en nuestros análisis sobre la situación política que vivimos.
Vayamos por partes. Tú sabes mejor que nadie que no necesito escuchar lo que dicen Zaplana o Acebes sobre el tema que nos ocupa. Cuando la inmensa mayoría de los españoles aún no conocíamos a estos ciudadanos yo ya tenía un criterio bien formado al respecto. Hemos hablado demasiadas veces del asunto, hace ya muchos años, como para que se te haya podido olvidar. Y también sabes que las posiciones que hoy defiendo en materia de lucha contra el terrorismo son las que he defendido toda mi vida. Por pensar lo que pienso y decirlo alto y claro me puso el Partido Socialista en sus listas. Tú me propusiste el primero. Y los artículos recopilados en el libro «Porque tengo Hijos» dan fe de mi coherencia en esta materia durante los últimos 12 años. Otros han cambiado; yo no.
Desde el respeto y el cariño que sabes que te tengo, quiero puntualizar algunas cuestiones que planteas. En primer lugar me llama la atención que construyas tus críticas y tus conclusiones sobre una supuesta desconfianza en las intenciones del presidente Zapatero o del PSOE. Yo nunca juzgo las intenciones -supongo las mejores-, sino que analizo los hechos. Cualquiera que siga mi actividad política lo sabe.
Juan Carlos, yo me pronuncio sobre hechos, no sobre intenciones. Critico con argumentos las decisiones políticas que no comparto. Sobre todo si pienso que las consecuencias de aplicar esas políticas serán las contrarias a los objetivos que se pretenden. Hablo siempre de hechos, nunca de intenciones. Hablo desde la razón política, no desde la fe.
Vayamos a ejemplos concretos. Critiqué la decisión de Zapatero de avalar la entrevista de Patxi López con Batasuna mientras ésta siguiera siendo una organización terrorista; dije que las consecuencias de esa reunión serían que Batasuna-ETA se sentiría más fuerte, más legitimada, con más capacidad para seguir presionando al Estado de Derecho. Y que Batasuna se sentiría legalizada de facto. Como así ha sido. Y dije que al avalar esa reunión el Presidente y el PSOE se desdecían de todos los compromisos adquiridos previamente ante los ciudadanos de no sentarse a hablar con Batasuna mientras ésta siguiera siendo una organización terrorista. Y así es. Critiqué el hecho, no la intención.
Critico la decisión del PSOE de apoyar la creación de una mesa de partidos extraparlamentaria para abordar en ella las cuestiones que debieran ser discutidas en el foro que representa democráticamente a los ciudadanos. La creación de esa mesa extraparlamentaria supondrá el cumplimiento de un objetivo histórico de ETA que nunca ha reconocido la legitimidad de la democracia española y por tanto de ninguna de las instituciones que de ella dimanan. Si rechazo la constitución de esa mesa y critico la decisión de nuestro partido de aceptarla es porque considero que las consecuencias de esa decisión serán negativas para la democracia .y darán una victoria política a ETA. No prejuzgo la intención de José Luis Rodríguez Zapatero; juzgo los hechos y valoro lo que a mi juicio serán las consecuencias. Y me pronuncio en contra. Como verás, hechos, no intenciones.
Cuando critico la decisión de llevar a Estrasburgo el debate sobre «el proceso de paz en España» lo hago porque creo que es un enorme error político que ese tema se debata en un Parlamento que no tiene competencias de control sobre el Ejecutivo. Y mucho más hacerlo sin consenso previo entre los dos grandes partidos políticos españoles. Otras veces se ha hablado de ETA en Estrasburgo. Pero siempre de común acuerdo. Y siempre para pedir ayuda para derrotarla. Siempre pensé que no compensaba asumir el riesgo de dividir la Cámara y de que se volvieran a escuchar en el Parlamento Europeo los discursos sobre el «conflicto político» sólo para conseguir un apoyo testimonial que nuestro Gobierno no necesita. Pero el terrorismo vive de lo simbólico; y para ellos ese debate supuso un reconocimiento simbólico como «agentes» del proceso. Critico la decisión y valoro las consecuencias. Hechos, no intenciones.
Me dices, querido Juan Carlos, que debo entregar mi acta de diputada. Más allá de que hayas basado tu conclusión en imputaciones incorrectas sobre mi actitud política, quiero explicarte cómo considero que debe ser la relación de un cargo electo con los ciudadanos. Aunque me parecen principios elementales de la democracia quizá haya quien no lo perciba de esta manera. Verás, yo creo que los partidos políticos son instrumentos al servicio de la sociedad. Creo que los partidos políticos no son propiedad de sus dirigentes, ni siquiera de sus afiliados. Las listas que elaboran serían papel mojado si no las validaran los ciudadanos con sus votos.
En la Comisión Ejecutiva te pone el Secretario General. En las listas electorales te pone el Partido. Pero en el cargo público te ponen los electores, los ciudadanos. Los ciudadanos no nos dan un cheque en blanco, para que hagamos lo que queramos cuando ya hayamos sido elegidos. Los ciudadanos nos votan en función del compromiso que adquirimos con ellos, de lo que les prometemos que vamos a hacer con su voto. Tú sabes que yo defiendo ahora todo aquello que me comprometí a defender cuando me presenté a las elecciones. Pedí el voto para hacer exactamente lo que estoy haciendo. Exactamente esto. Diré más: lo que yo defiendo es la ortodoxia de nuestro programa electoral. Otros han cambiado; yo no.
Tú, querido Juan Carlos, estás en la CEF porque te puso José Luis Rodríguez Zapatero; pero eres Presidente de Extremadura porque te votaron los extremeños. Yo estoy en el Parlamento porque el PSOE me puso en sus listas; pero soy Diputada porque me votaron unos cuantos millones de españoles. Si el PSOE no está conforme con mi trabajo lo que puede hacer es no volverme a poner en las listas. Pero mientras tanto tengo un mandato ciudadano -no imperativo, según la Constitución-, y me debo a él. Me gustaría no tener que elegir nunca entre ser disciplinada con la dirección del partido o coherente con mi compromiso ante los ciudadanos. Pero si tengo que elegir siempre elegiré obrar en conciencia y cumplir el compromiso adquirido con los electores. Creo que los cargos públicos nos debemos a ellos.
Y para finalizar, permíteme que te haga, desde el mayor de los respetos, una apreciación sobre tus palabras respecto a Pilar Ruiz y Maite Pagazaurtundúa. Sé que tu cariño hacia ellas es sincero, y que tu respeto personal también lo es. Pero verás, Juan Carlos, no se trata de que esas dos mujeres hayan sufrido mucho y por tanto puedan decir lo que dicen y más. No es cariño lo que demandan con sus palabras. No es compasión lo que piden: es Justicia. Justicia, que no venganza. Son mujeres que han sufrido, sí. Pero sus juicios son políticos. Analizan los hechos, extraen conclusiones, critican lo que no les gusta, advierten sobre las consecuencias políticas de determinadas decisiones que se están tomando. Cuando Pilar se presentó ante el hotel en el que se reunían Otegi y López no era una madre llorosa y desesperada. Era una ciudadana digna que ejercía como tal; y que como ciudadana reclamaba justicia y decencia política. Y verdad. Son ciudadanas, Juan Carlos, no tienen suspendidos sus derechos, el terror no las ha convertido en minusválidas políticas.
Bueno, pues acabo. Sabes que siempre he procurado que en mi trabajo político existiera la menor distancia entre lo principios que se defienden en privado y las actitudes y los discursos que se hacen en público. El PSOE es mi partido desde que tengo uso de razón. Y creo que el mejor servicio que se le puede hacer a sus siglas y a su historia es defender con coherencia, honradez y firmeza los compromisos que asumimos cuando pedimos a los ciudadanos que nos otorguen su confianza. Siempre pensé que sobre esta cuestión también estábamos de acuerdo.
Un fuerte abrazo.

lunes, 30 de octubre de 2006

Carta abierta a Rosa Díez.

Un amigo y compañero me ha hecho llegar la carta abierta que Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha escrito a Rosa Díez y ha publicado en un periódico que no suelo leer habitualmente.

Para mí esta carta merece ser reproducida y así lo habo en éste mi blogger.

____________________________

Carta abierta a Rosa Díez

Por Juan Carlos Rodríguez Ibarra

QUERIDA Rosa:


La madre de Joseba Pagazaurtundúa tiene derecho a decir lo que dice, y mucho más. Una madre a la que asesinaron a su hijo tiene todas las venias para expresar lo que siente, sea esto racional o menos, nos duela mucho o nos duela poco. Nadie puede compensar la pena de una madre a la que le arrebatan a su hijo. Nada puede consolarla, ni siquiera su diatriba contra Javier Arzallus, cuando, a raíz del asesinato de su hijo y armada con sus gafas de miope y su bolso colgando de su brazo, arrinconó, como nadie lo había hecho antes, al presidente del EBB del PNV. Los demás podemos comprender su pena, su tristeza, su dolor, su ira, pero no podemos sentirla en igual medida, ni siquiera los que estuvisteis tan cerca de Joseba cuando ejercía su profesión en el País Vasco o cuando anunciaba su asesinato sin que se hiciera lo suficiente para evitarlo.


Su hermana Maite, con el mismo derecho que su madre, cuenta en su libro Los Pagaza. Historia de una familia Vasca, en homenaje a su hermano, cómo Josefa no tuvo la oportunidad de defender sus enmiendas, en el seno del PSE-PSOE, para que fueran incorporadas a las enmiendas socialistas vascas para el 35º Congreso Federal de los socialistas españoles (julio de 2000), porque la dirección del socialismo vasco de entonces, con Nico Redondo a la cabeza, se lo impidió, marginándole y evitando que fuera de delegado socialista vasco a ese Congreso al que Pagazaurtundúa quería ir. Puesto que sus enmiendas, en las que se atacaba al nacionalismo vasco ferozmente, no fueron merecedoras de ser incluidas en las que presentaría la delegación vasca, Joseba decidió enviárselas, para que las hiciera suyas, a algún socialista de fuera de Euskadi. Fui el elegido por Joseba. Tengo la carta que me envió y las enmiendas que, efectivamente, hice mías y las presenté en el 35º Congreso federal. En la carta, Pagazaurtundúa se quejaba amargamente de la negativa a enfrentarse al PNV por parte de tanto «sociolisto»(sic) como, decía él, había en el PSE-PSOE. Tú, Rosa, recuerdas también esa anécdota en tu libro «Porque tengo hijos», que presentamos hace unos meses en Badajoz. Jamás se me ocurrió pedir cuentas a Nico Redondo por la marginación de Joseba en el PSE. Jamás puse en duda la política del PSE-PSOE, y menos sospeché que fuérais cómplices de la política tibia del PNV con respecto a ETA, la cual, más tarde, asesinó a Joseba tras la crónica de una muerte anunciada.

Después de ese abominable asesinato, siempre respeté a Maite y a su madre. En un acto en Cáceres, con motivo del Día Internacional de la Mujer, hice un homenaje a doña Pilar, delante de José Luis Rodríguez Zapatero. Al salir del acto, José Luis me dijo: «Vengaremos algún día el dolor de esa mujer y las lágrimas que he visto en la cara de las mujeres extremeñas mientras hablabas de la dignidad de doña Pilar. ¡Conseguiremos acabar con esos canallas!».

Y en eso estamos, querida Rosa. No te puedo pedir serenidad en tus análisis y manifestaciones porque la serenidad sabes guardarla para las ocasiones donde hace falta mantenerla. Nunca olvidaré tu cara cuando, de pie, al lado del féretro que contenía los restos mortales de nuestro querido Fernando Buesa, me acerqué a saludarte. Tu figura, tu cara y lo que me dijiste en dos palabras eran la serenidad y la dignidad personificadas. Verte me llenó de orgullo por ser tu amigo y tu compañero. No te puedo pedir serenidad, pero sí me atrevo a pedirte coherencia y confianza.


Sabes, querida Rosa, que estoy en la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, y sabes que mantengo algunas diferencias con otros miembros de esa dirección, como no podía ser de otra forma en un partido de izquierdas, donde no nos unen intereses bastardos, sino ideales para que los ciudadanos podamos ser más iguales y más felices. Llegar a la igualdad y aspirar a la felicidad es un camino con muchas bifurcaciones. Por eso discutimos y discrepamos. Así fue siempre, con Pablo Iglesias, con Largo, con Prieto, con Llopis, con Felipe y, ahora, con José Luis.


Sabes, porque me conoces, que si yo tuviera la más mínima duda de que Zapatero pretendiera traicionar la memoria de las víctimas del terrorismo o entregar a ETA alguna conquista política dejaría de pertenecer a la dirección federal de nuestro partido. Pero no me cabe la menor duda y, por eso, ni pregunto ni interpelo a José Luis sobre sus intenciones. Sé de la limpieza de su objetivo y, por eso, no creo, ni remotamente, las insinuaciones y acusaciones que el PP está lanzando, con una frescura denunciable, contra nosotros.


Te equivocas cuando pones atención a lo que dice Otegui o cualquiera de sus miserables amigos. Te equivocas cuando haces caso a Acebes, Zaplana o, últimamente, a García Escudero. Como ha dicho ese magnífico hombre que es Eduardo Madina, al que tú conoces tan bien, «cuando ETA mató a Joseba, los socialistas vascos no estaban hablando con ETA, estaban llorando».


Es cierto que nadie puede ponerse en la piel de otro. Yo no tengo tus vivencias en el País Vasco y, por ello, no puedo sentir como tú, pero puedo comprender casi todo lo que sientes, lo que piensas y lo que dices. Pero, querida Rosa, no puedo entender tus dudas respecto a las intenciones del Gobierno de España y del partido que lo sustenta. Sin quererlo, nos ofendes a todos, y las ofensas de uno de los nuestros duelen infinitamente más que las ofensas que el PP se ha propuesto infligirnos semanalmente.


Sé que no vas a dejar de ser socialista, ni militante socialista, ni quiero que dejes de serlo. Tu voz es importante y tus reflexiones, también. Tirar desde el lado opuesto de la cuerda es un ejercicio difícil, pero noble, porque, si no, todo el peso se desplaza del lado contrario. No abandones, pues, nunca. Pero, querida Rosa, si lo que diga Otegui o el PP te provoca dudas sinceras respecto a las intenciones del Gobierno y del PSOE, si el debate en el Parlamento Europeo te parece una traición, sin que dijeras nada cuando Aznar internacionalizó el conflicto con ETA acudiendo al Consejo de Seguridad de la ONU después del 11.M, debes renunciar a tu acta de eurodiputada que esa dirección socialista puso en tus manos. Yo no estaría ni un minuto en un cargo donde me hubiera situado una dirección a la que pido explicaciones sobre su conducta mientras mataban a Joseba
Pagazaurtundúa.


Un fuerte brazo.

viernes, 27 de octubre de 2006

Formación sin formación


Vicente Verdú en la Primera parte: LA SUPERFICIALIDAD DEL SABER. EL SABER DE LA SUPERFICIE, de su libro YO Y TÚ, BOJETOS DE LUJO. El personismo: la primera revolución cultural del siglo XXI dedica el capítulo 2 a la formación: La formación sin información. Me llama especialmente la atención el siguiente párrafo:

"¿Incultos los jóvenes? ¿Inculta la sociedad de nuestro tiempo? Una institución docente que sólo estima verdaderamente a quien lee y desprecia a quien ve la tele o se entretiene con los videojuegos, no puede pervivir en esta época. Igualmente, esa enseñanza pública que pone los ojos en blanco ante los libros (sin contar con que el 40 por ciento de los maestros españoles no visitan jamás la biblioteca) y no sabe explicar la publicidad, que repite los nombre de personalidades de hace una eternidad y no acierta a referirse a quienes lideran nuestras vidas, una institución, en fin que se vanagloria de textos donde aparecen los nombre egregios de centurias atrás y es ciega a la mitología de nuestra época, no sirve. Sencillamente, debería cerrar. Habría cerrado ya si fuera una empresa ....

Hace tiempo que la universidad sigue un proceso de autodevoración, y para salir de él deberá atender, por paradójico que parezca, a la cultura del consumo. A la cultura interactiva del consumo, porque la cultura, a defierencia de los tiempos piramidades, se encuentra más despierta e interrelacionada de lo pueda parecer. "

jueves, 26 de octubre de 2006

¿Cómo va el proceso?


Sin duda que con sólo decir "proceso" ya todos entienden que se trata de las actuaciones emprendidas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para dar por terminada la situación de violencia terrorista que desde hace años viene asolando al País Vasco y a España.

Hoy además los medios de comunicación en editoriales, en crónicas, en las intervenciones de los tertulianos plantean una duda, un interrogante: ¿cómo está ese proceso?

Hace unos días, en el sur de Francia, unos encapuchados robaban más de trescientas pistolas. Aunque los autoridades francesas tienen indicios suficientes para atribuir esta acción a la banda terrorista ETA, no lo han querido aún confirmar. El Presidente Zapatero ayer en rueda de prensa afirmó: "Es probable que el robo de 350 pistolas sea cosa de ETA, y tendrá consecuencias en su momento". A pesar de la advertencia tampoco quiso asegurar la autoría de ETA.

Ayer, en una alborotada sesión, el Parlamento Europeo, de mayoría conservadora, aprobó una moción con pocos votos de diferencia de apoyo al posicionamiento del Gobierno para la terminación del terrorismo. El PP ha estado esforzándose hasta el último momento para que la moción no saliera adelante y, entre otras cosas, ha acusado al Gobierno de dividir a Europa después de dividir a España (¡qué fuerte!). Esto mismo lo han repetido los medios de comunicación que operan en ese territorio ideológico-político del PP y de su estrategia llegando a proponer al Gobierno que "rompa" las conversaciones, las negociaciones que está teniendo con la banda terrorista.

¿Tan deteriorado ha quedado el proceso para que tenga que ser dado por terminado por esos dos hechos? Ciertamente que el robo de las pistolas no ha contribuido ha clarificar el proceso ni a hacerle avanzar por un camino más expedito. Lo ha ralentizado, sin duda, pero no lo ha deteriorado hasta tener que romperlo y darlo por terminado.

Por su parte, la moción aprobada en el Parlamento Europeo, aunque no haya sido por unanimidad por un mayor margen de votación, no va en contra del proceso sino que lo alienta al unir su posición con la del Consejo y la de la Comisión.

El proceso ha de mantenerse. H de mantenerse porque cada día que pasa, cada semana y cada mes que pasa, sin asesinatos, sin secuestros, sin estorsiones ... es un avance hacia la desaparición de la banda terrorista y a conseguir la normalización. Mientras no haya acciones terroristas, el tiempo corre a favor del Gobierno, a favor de la sociedad española y en contra de la banda. Cada día que pasa les será más difícil volver hacia atrás. Por el contrario, el tiempo ahora va en contra de los terroristas, de sus exiliados, de sus presos, de sus familiares, de los que necesitan presentarse a las próximas elecciones municipales para seguir haciendo política.

En la prudencia política está en que el proceso no caiga de la bicicleta.

miércoles, 25 de octubre de 2006

martes, 24 de octubre de 2006

Perfil del ciudadano

Gregorio Peces-Barba Martínez, en un reciente artículo publicado en El País, 21 de octubre de 2006, formula una síntesis del perfil del ciudadano:

"El ciudadano es la persona que vive en una sociedad abierta y democrática. En las sociedades cerradas y autoritarias viven súbditos. Acepta los valores, los principios, la dignidad de todos y los derechos humanos, y participa de la vida política y social. Rechaza el odio y la dialéctica amigo-enemigo y se relaciona con los demás desde la amistad cívica. Distingue la ética privada de la pública, que es la propia de la acción política y que fija los objetivos del poder y de su Derecho y la libre acción social. Puede ser creyente o no creyente y defiende la Iglesia libre, separada del Estado libre. Es respetuoso con la ley, tolerante, libre de discrepar desde las reglas de juego de la Constitución y desde la aceptación del principio de las mayorías. La condición de ciudadano se fortalece con la educación y es una responsabilidad central del Estado y de la sociedad".

Contra la corrupción urbanística

Con su peculiar estilo periodístico escribe Miguel Ángel Aguilar, en El País del día 24 de octubre de 2006, un artículo contra la corrupción urbanística que titual Pánico incruento. No me resisto a transcribir y hacer mío el primer párrafo:

"Como sugería para una ocasión bien distinta nuestro Arturo Soria y Espinosa, ahora nos haría falta también impulsar una ola de pánico incruento que amedrentara a los abusadores urbanísticos y los pusiera en fuga sin tiempo ni siquiera de acarrear consigo el botín de sus desmanes. Se trataría de un pánico saludable, que acabaría con opacidades consensuadas, con pactos de envilecimiento y con aguas estancadas donde se desarrollan toda clase de larvas y bacterias nocivas y que aportaría algunas rachas de viento huracanado que activarían la ventilación necesaria para regenerar el ambiente degradado de los consistorios conchabados con especuladores de toda laya sin temor de Dios ni de la Ley."

Y también su último párrafo:

"Hay un valioso trabajo de Joseph LeDoux sobre el aprendizaje del miedo (véase en el número 72 de la colección Metatemas de Tusquets editores, de 2002), que podría ser de aplicación al caso del urbanismo en España. Se trata del estudio dedicado al condicionamiento del miedo en la rata de laboratorio. Para conocer su conducta emocional, LeDoux ideó un experimento que asociaba a un sonido una descarga eléctrica en las patas (algo muy parecido a lo que para un ser humano representaría conectarse a la emisora de los obispos a primeras horas de la mañana). Nuestro científico comprobó que si la rata había experimentado con anterioridad los dos estímulos -auditivo y eléctrico- asociados, el mero sonido daba lugar a respuestas defensivas, la primera de las cuales era la paralización. Para los concejales corruptos preferiríamos que el miedo desencadenara la huida. Pero el estudio citado no trata de que las ratas aprendan cómo tener miedo sino a qué tener miedo. Y sobre esa asignatura habrá que volver."

Los partidos políticos, todos sin distinción, que en los periodos electorales proclaman códigos éticos de conducta para sus cargos electos deberían experimentar el trabajo de Joseph LeDoux para que sus elegidos reaccionaran como las ratas del experimento.

domingo, 22 de octubre de 2006

El PP tampoco quiere un pacto contra la corrupción

El secretario de organización del PSOE, José Blanco, anunció que propondría el lunes, día 23, al PP una propuesta para luchar contra la corrupción urbanística. Estas nuevas medidas exigirían como imprescindible que los conservadores dejasen de proteger a los cargos de su partido implicados en delitos urbanísticos, paso que el PP aún no ha dado.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, Blanco había afirmado en la rueda de prensa posterior al consejo de Ministros que el Gobierno estaba decidido a aplicar la "tolerancia cero" con todos los cargos públicos "salpicados en algún tipo de escándalo urbanístico". Para ello, el Gobierno ha dotado de más medios a la Fiscalía Anticorrupción "y ha creado una fiscalía especial para combatir el delito medioambiental y urbanístico".

Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, ha rechazado la iniciativa propuesta por el PSOE, afirmando que de esa labor han de ocuparse la policía y los jueces.

Es lógica la posición del PP y consecuente con su política de oposición. No ha querido establecer el PP ningún pacto con el Gobierno, ni con el PSOE, ni siquiera el que hubiera tenido como objetivo el final de la violencia terrorista en el País Vaco, en España.

Si los Partidos políticos quieren realmente poner freno a la corrupción urbanística, no tienen necesidad de pactos sino de aplicar en su interior esos códigos éticos que proponen en los periodos electorales y después los olvidan en su aplicación.

Además de esta decisión de los propios partidos políticos, la corrupción la urbanística y otras podrían ser atajadas con más transparencia en las actuaciones de los gestores públicos y más participanción de los ciudadanos en la vida pública.

Ya volveremos sobre estos temas.

viernes, 20 de octubre de 2006

¿Por qué ahora tanta corrupción urbanística en los medios de comunicación?


Llevamos unas semanas que se suceden ininterrumpidamente las denuncias públicas sobre la corrupción urbanísticas. Y es esa circunstancia la que me suscita una serie de interrogantes:

- ¿Por que ahora, precisamente ahora, cuando se acercan las eleciones municipales y se están preparando las candidaturas electorales, salen a la opinión pública tantos casos de corrupción urbanística de alcaldes y concejales pertenecientes a unos y otros partidos? ¿Es casualidad? ¿Es que no se conocían antes esos hechos o es que se conocían y se ocultaban en un acuerdo tácido de unos y otros?

- ¿No se estará jugando al ventajismo y al oportunismo político entre los partidos y dentro de los mismos partidos? ¿Con la salida a la luz pública de estos casos se intenta poner remedio o, por el contrario, lo que se pretende es "desalojar al otro" para ponerme yo, entrar en la contienda electoral bien dentro del mismo partido bien entre unos y otros partidos? ¿Interesa más "aniquilar al otro" o poner coto a este cáncer social y de la política?

La proliferación de casos de corrupción urbanística coincide con otras dos noticias:

Una es que el matrimonio Aznar, el ex-Presidente del Gobierno de España y la Concejala del Ayuntamiento de Madrid han comprado en Marbella un piso de más de 260 metros cuadros y un precio de más de 1 millón de euros en situación ilegal. ¿Ignorancia? ¿Aprovechamiento de las circunstancias?

La otra noticia -por fin en este mundo de la vivienda se atisba un elemento positivo- es que el precio de las viviendas ya no sube por encima del 10 por cierto. Algo es algo.
______

Para ilustrar esta entrada han pasado por mi imaginación un montón de imágnes. Me he decidido al final por esta pintura negra de Goya "Saturno devorando a sus hijos". ¿Podría ser la figuración de la corrupción tragándose a los ciudadanos ....

miércoles, 18 de octubre de 2006

Manifestaciones por la vivienda.

En este país se construye muchísimo. Más que en otros con mayor población y con mayor riqueza personal y familar. Entonces, cómo se explica
- que las familias estemos hipotecados "hasta los ojos".
- que las viviendas estén tan caras y se necesite toda una vida para adquirirlas.
- que los jóvenes no puedan acceder a una vivienda digna
- que las grandes fortunas se hagan alrededor del "ladrillo".
- que la corrupción política provenga fundamentalmente de los constructore y promotores
- que a promotores y constructores les guste tanto las presidencias de los clubs de futbol.

¿Quién tiene respuestas, explicaciones, justificaciones a éstas y otras preguntas? Posted by Picasa

martes, 17 de octubre de 2006

¡Rebélate contra la pobreza!


Erradicar la pobreza es posible. Sabemos que existen recursos y tecnologías suficientes para ello, que nunca antes en la historia de la humanidad se tuvo la oportunidad que tenemos en este momento para lograr que la pobreza pase a la historia, igual que se logró abolir la esclavitud. Entonces, ¿qué falta para lograrlo? Falta VOLUNTAD POLÍTICA. No queremos seguir escuchando las buenas intenciones de los países ricos sobre la lucha contra la pobreza, cuando a la hora de tomar sus decisiones siguen sin aumentar la ayuda oficial al desarrollo a los países pobres, siguen imponiendo el pago de una deuda externa asfixiante e injusta y siguen actuando económica y comercialmente para sacar el máximo beneficio sin preocuparse de los daños que ocasionan a las economías del Sur.

De mi hija, la mayor


"El ignorante tiene valor, el sabio miedo".

Es una reflexiòn o una advertencia que me envía mi hija la mismo tiempo que me dice que está haciendo difusión de este blog. Me asusta un poco, pero se ha de seguir con la tarea emprendida.
 Posted by Picasa

lunes, 16 de octubre de 2006

Dedicatoria. Luis García Montero






Si alguna vez la vida te maltrata
acuérdate de mí,
que no puede cansarse de esperar
aquel que no cansa de mirarte. Posted by Picasa

domingo, 15 de octubre de 2006

Libertad


"Libertad significa tener la oportunidad de ser lo que nunca pensamos que podríamos ser".

Daniel J. Boorstin (1914-2004),
educador estadounidense

"Cuenca, en volandas de celestes prados
de peldaño en peldaño fugitiva.
Gallarda entraña de cristal que azores
en piedra guardan, mientras plisa el viento
de tu chopo el audaz escalofrío.
¡Cuenca, cristalizada en mis amores!
Hilván dorado al aire del lamento.
Cuenca, cierta y soñada, en cielo y río.

"FEDERICO MUELAS (1910-1974)

Un ecologista



Es el compañero de mi hermana, la menor. Por lo que le conozco, me parece que es un ecologista convencido y practicante. Mi hermana y él me han enviado unas fotografías de su excursión por paisajes impresionantes de Guadalajara. Son las siguientes entradas.

viernes, 13 de octubre de 2006


Termino la lectura del libro "Aprender a convivir" de José Antonio Marina transcribiendo el "retrato del "buen ciudadano" con el que cierra su libro.

"Buen ciudadano es el que sabe convivir bien, el que ayuda a crear una sociedad que aumente el bienestar de cada individuo, amplíe sus posibilidades vitales y defienda su dignidad. Aquel que es consciente de que su libertad depende de la vinculación a los demás, de que sus derechos emergen de un sistema de relaciones y reciprocidades del que no puede desligarse sin convertirse en un parásito. Se siente autor de un Gran Proyecto Ético, para colaborar en el cual debe fomentar grandes virtudes de la inteligencia social: la sociabilidad, la compasión, la lucidez crítica, el respeto la valentía, la capacidad de disfrutar con lo bueno e indignarse contra lo malo, el ánimo, el afán incansable de crear. Crear es hacer que algo valioso que no existía, exista. La realidad está ante nosotros en estado bruto, esperando que descubramos en ella las mejores posibilidades. Buen ciudadano es el que se esfuerza en realizar su proyecto privado de felicidad colaborando al mismo teimpo a la felicidad pública. Es el poeta de la acción".

Y termina el autor diciendo: "Somos testigos de una permanente labor de construcción mutua. La Ciudad crea al ciudadano, y el ciudadano construye la Ciudad. En esta prodigiosa interacción vivimos todos"

El auto inserta la litografía de Escher que va en esta misma entrada. En esta litografía, ESCHER nos proporciona la esencia tridimensional del concepto visual. En un bucle sin fin, nos muestra una mano dibujando otra mano la cual también está dibujando la primera mano. El autor argumenta que estamos adiestrados para reconocer unos elementos respecto a otros. Otro detalle que hace que aumente nuestra perplejidad al contemplar esta obra está en que la hoja de papel tiene dos dimensiones mientras que la mano y el lápiz tienen tres. En esta representación, los límites no están definidos y el observador está obligado a elegir dónde empieza y termina la superficie plana y el volumen tridimensional. También es interesante notar que la mano izquierda dibuja una mano derecha y viceversa.

jueves, 12 de octubre de 2006

Aprender a convivir.

Sigo con la lectura del libro de José Antonio Marina "Aprender a convivir". Y en este día 12 de octubre, Día de la Fiesta Nacional, Día de la Hispanidad, Día de la Patrona de la Guardia Civil me encuentro este, como lo llama Marina "sabio y viejo consejo":

Que Dios me conceda serenidad para aceptar las cosas que nos puedo cambiar;
Valentía para cambiar las que sí puedo
Y sabiduría para ver la diferencia.
Durante mucho tiempo cuando estuve en Córdoba tuve este consejo en un tarjetón con el que separaba las hojas del libro que estuviera leyendo de tal forma que fue un sabio consejo que siempre tuve cerca aunque no tengo muchar certerza de que haya podido seguirlo.
( Es la playa de La Barrosa de Chiclana en un
día otoñal o de invierno. Seguramente es la playa más
grandiosa de la provincia de Cádiz)
Copio también del mismo libro de Marina tres consejos elementales para superar el sentmiento de fracaso:
Aprender a disfrutar con el bien que se tiene
competir con uno mismo y no con los demás
comprometerse en proyectos éticamente grandes.

miércoles, 11 de octubre de 2006

Hablemos de fútbol

Como tantas veces. Cuando algo va mal se procura buscar inmediatamente algún culpable, llevarlo a la plaza del debate público en los medios de comunicación, se hace una encuesta, ¡por supuesto, callejera!, y se exige su destitución. Si además el culpable o los culpables son identificables con nombre y apellidos, pues mejor. Después la acritud del debate decae y parece que el asunto está arreglado.

Así está pasando ahora, por ejemplo, con la violencia y el acoso escolar, con la accidentalidad en el tráfico, con la inmigración, con la degradación de la democracia y la política. También con la selección española y el fútbol español. De esto quiero escribir hoy.

En la opinión pública aparece que en el fútbol español lo que está mal sólo es la selección española y que de sus males la culpa la tienen o el entrenador o el Presidente o los directivos de la Federación. Por tanto, si Aragonés es sustituido o se les hace dimitir a los directivos de la Federación el fútbol español estaría arreglado.

La situación de desastre en el fútbol español trasciende a la selección absoluta y a su entrenador. La Sub 21 ha sido derrotada por la selección italiana y por tanto no habrá participación del fútbol español ni en la próxima Eurocopa ni las Olimpiadas de Pekín. La selección absoluta después de su fracaso en el último mundial tiene muy complicada su clasificación para el próximo europeo. En consecuencia, el fútbol español no participará en las próximas competiciones internacionales. Además la crisis irá para largo: falta la base del futuro.

¿Se soluciona todo esto cambiando a los entrenadores? ¿Tendría solución forzando también la dimisión de los directivos de la Federación? Tal vez serían dos medidas necesarias, pero insuficientes.

Con el fútbol español estamos confundíos. Desde hace año los medios de comunicación nos vienen repitiendo hasta la saciedad que la española es la Liga de las Estrellas, es la mejor liga del mundo. Y nos lo hemos creído y hemos caído en una obnubilación colectiva. La liga de fútbol española está plagada de estrellas, de estrellas extranjeras, porque ciertos “adinerados” del ladrillo y de otras actividades han “lavado” euros en los quipos de fútbol y han satisfecho su ego contratando algunas de las “estrellas futbolísticas”, no siempre los mejores deportistas del fútbol.

No se me ocurren recetas. Sólo dos medidas: una ni un euro de los presupuestos públicos debería ir al fútbol profesional bajo ningún concreto. Legalmente la promoción pública del deporte debería ir al fútbol aficionado, al fútbol de base mejorando las instalaciones y los medios para el deporte masivo.

Todos los equipos profesionales deberían cotizar en bolsa. Así se vería realmente cual es su valor. Así los presidentes y miembros de sus juntas directivas arriegarían sus euros con más prudencia y más rigor.

El deporte profesionar dejó de ser deporte para convertirse en actividad de espectáculo. Tratémoslo como tal.

martes, 10 de octubre de 2006

El voto de los adolescentes en las elecciones municipales

El profesor José Antonio Marina en su libro Aprender a convivir, que en estos tiempos estoy leyendo, dedica un apartado de uno de sus capítulos (pág. 146) a Un problema práctico: ¿Deben votar los adolescentes?

Cuenta el profesor que hace unos meses el Alcalde de Sevilla le encargó un dictamen desde el punto de vista educativo sobre la posibilidad y conveniencia de rebajar la edad de voto en las Elecciones Municipales a los 16 años.

Los redactores del dictamen, el profesor Marina y la profesora De la Válgoma, llegaron en contra de la opinión mayoritariamente que se inclina por una respuesta negativa a una conclusión afirmativa. “Al relacionar inequívocamente la adolescencia con un modo de vida irresponsable, tal vez estemos favoreciendo lo que es una profecía se convierta en realidad. Conviene, por lo tanto, proponer a los jóvenes un modelo exigente, digno y noble. De otra forma, estaremos colaborando a la cultura de la indulgencia, que es el fondo, a pesar de los tintes dramáticos con que se presenta, un sistema de excusas en el que es muy cómodo refugiarse”

Más adelante sigue escribiendo el autor: “La legislación actual reconoce a una niña, a los 13 años, la capacidad de dar consentimiento a relaciones sexuales con una persona mayor, a los 14 se puede reconocer a un hijo, a los 16 termina la tutela educativa del Estado y los adolescentes pueden rebajar y, por tanto, pagar impuestos. A esa edad también pueden independizarse. Sin embargo, negamos a esas personas a las que permitimos tomar decisiones transcendentales para sus vidas, la capacidad de participar en consultas políticas.”

Y termina el autor este apartado de su libro diciendo que en el informe que entregaron al Alcalde de Sevilla le sugerían cambiar el sentido de la investigación. “Lo importante no es preguntar “¿Está una persona con 16 años capacitada para intervenir en las elecciones municipales?”sino “Puesto que los jóvenes, a los 16 años, pueden montar importantes decisiones ¿cómo deberíamos educarles para que también pudieran participar responsablemente en las elecciones municipales?

Una de las dimensiones de la política social del Gobierno Zapataro ha sido la extensión del reconocimiento y ejercicio de los derechos a distintos grupos sociales. Aqué podría encontrar otra nueva dimensión.

lunes, 9 de octubre de 2006

Extrema derecha en España

El periódico El País en su edición digital encabezaba así la noticia sobre las elleciones municipales celebradas en Bélgica "La extrema derecha del Vlaams Belang (VB) ha registrado un ascenso de votos más moderado de lo previsto en las elecciones municipales y provinciales celebradas este domingo en Bélgica, y en las que el Partido Liberal del primer ministro, Guy Verhofstadt, ha cosechado una notable disminución de apoyos, con los previsibles efectos en las elecciones federales del año que viene, según algunos analistas".

Este ascenso, aunque moderado, así como los resultados que la extrema derecha viene cosechando en otros países europeos, vuelve a suscitar en España las consiguientes preguntas: ¿Hay ultraderecha en España? ¿Dónde está, en el Partido Popular o fuera de él como organizaciones autónomas? ¿Cual es su peso electoral específico?

Recientemente el Presidente del Gobierno y Secretario General del PSOE aludía a la extrema derecha incrustada en el Partido Popular. Efectivamente pareciera que algunos dirigentes del PP: Aceves, Zaplana, ... como cabezas visibles están desarrollando una estrategia de extrema derecha al unísono con ciertos medios de comunicación que también podrían estar ocupando ese espacio: la FAES de Aznar, el periódico El Mundo, la COPE, emisora de la Conferencia Episcopal, con su "estrella" Jiménez Losantos, Época....

Por estos días hace ya treinta años que Fraga y los llamados "siete magníficos" fundaron la Alianza Popular en la que se incluyeron los "residuos" del franquismo que, a pesar de que no votaron a favor de la Constitución de 1978, pretendían situarse dentro del sistema democrático español que inauguraban las elecciones de 1977 y especialmente la Constitución de 1978. El Partido Popular es el continuador natural de aquella Alianza Popular: Fraga designa su heredero político a Aznar como éste designa a Rajoy.

De estos y otros hechos es deducible que la "extrema derecha", alguna, está dentro del Partido Popular y tiene influencia cierta. Sin embargo, debe haber otra "extrema derecha" fuera del PP y del sistema democrático. ¿Cuánta? ¿Con qué fuerza? ¿Se presentará alguna vez a elecciones de ámbito nacional: municipales o generales? Entonces podría saberse cual es su fuerza y cuales son sus específicas propuestas políticas.

En España como en los otros países europeos debe haber esa extrema derecha porque se dan los hechos en la que nace y se desarrolla: contra los inmigrantes, la corrupción, la desafección al sistema democrático, etc. ¡Estemos vigilantes!

domingo, 8 de octubre de 2006

Acoso escolar. ¿Lo había antes?


El acoso escolar es un tema que está de actualidad. Se trata en los medios de comunicacion diariamente. Es la preocupacón de padres, profesores y autoridades. Sin duda será también de los propios alumnos y especialmente por quienes lo sufren de alguna manera.

Cuando en las tertulias radiofónica o en conversaciones entre padres se trata el tema aparece en seguida la cuestión de que si antiguamente existía tambén el acoso y violencia en las escuelas.

Para abordar la cuestión se ha de partir de ciertas premisas ciertas, indiscutibles. Apunto algunas.Una primera: en la escuela se reflejan, en la escuelan entran los problemas mismos de la sociedad en la que se incardina. Otra: Se ha de tener también en cuenta la decisiva influencia que los medios de comunicación tienen en la opinión y en la conciencia colectiva de la gente. Otra: en la sociedad, en todas las sociedades se produce violencia aunque son distintas las manerar de producirse y de manifestarse.

Soy de la opinión, y mi edad y experiencia me la corroboran, de que siempre en las escuelas ha habido violencia, acoso entre iguales, entre alumnos, y amenazas a los profesores. Sin embargo, puesto que la violencia que se da y se manifiesta y se publica en la sociedad actual es mayor, más virulenta, el acoso escolar y las amenazas a los profesores son aún mayores y tienen repercusiones aún mayores en la sociedad.

jueves, 5 de octubre de 2006

El asombro de lo inverosímil. Acacia Domínguez Uceta



Buscando y buscando en ese gran almacén que es la Red, me he encontrado el texto que más abajo inserto de la poetisa conquense Acacia Domínguez Uceta a la que conocí, cuando era joven y estudiante, con el también poeta y maestro, Carlos de la Rica.

__________



El asombro de lo inverosímil

Cuenca parece formada por dos ciudades superpuestas. La urbe medieval albergó a judíos, musulmanes y cristianos. Ahora, es muy apreciada por su semana de Música Religiosa
________________________________________________________

Acacia Dominguez Uceta

Más allá de los estilos arquitectónicos, Cuenca se ha moldeado a sí misma, ha crecido en plena libertad llevada por los vaivenes de los siglos. Desde antiguo abandonó los ejes de simetría, la plomada, la escuadra y el cartabón. Al pasear por su casco viejo es imposible que no surja el asombro ante lo inverosímil, ante el caprichoso juego de romper con las normas y sólo dar valor a la imaginación y a las necesidades de sus habitantes, sus mejores arquitectos.
La urbe medieval que albergó a musulmanes, judíos y cristianos, creció entre las murallas y los profundos derrumbaderos de las hoces, casi inexpugnable, se verticalizó para ganar espacio en altura, en libertad y en vuelo. Se abrieron ventanas y puertas sin pensar en la simetría de las fachadas, se trazaron calles que avanzan en difícil límite con el abismo y se vuelven túneles que atraviesan mansiones. Prolongaron chimeneas, crearon voladizos, inclinaron sus muros desafiando la ley de la verticalidad y Cuenca se hizo irrepetible en cada uno de sus rincones. El viajero debe ir advertido de que en Cuenca todo es dual. Más que una ciudad, Cuenca son dos ciudades superpuestas.

Para paseantes.

Sobre la Cuenca baja, llana y moderna, se empina la Cuenca alta, el casco medieval asomado a las hoces. Arriba, la piña de casa tienen dos caras: una la forman las estrechas calles habitadas por hortelanos y artistas, religiosos y gentes sencillas; otra es paisaje, asomada al abismo, entre rocas fantasmagóricas que siempre despertaron la imaginación y la sorpresa. Góngora dijo de ellas: "Que damas son de pedernal vestidas".
Pero también podían ser atlantes, guerreros u obispos tocados con sus mitras. Tanto la corriente del río Huécar, pequeño y hortelano, como la del Júcar, ancho y reposado, tienen sus riberas convertidas en evocadores paseos por donde la ciudad se prolonga y se une con el campo, con la sierra a la que pertenece. La subida por la calle Alfonso VIII es el preámbulo al misterio conquense. Los colores de sus fachadas distraen al viajero que no sospecha que la calle divisoria entre dos abismos tiene casas convertidas en rascacielos y techos que son sótanos al mismo tiempo. Incluso la Plaza Mayor es irregular y contradictoria. La catedral, ni preside ni cierra ninguna perspectiva. Es, como la ciudad, compleja y todavía inacabada. Desde que se empezó a construir en el siglo XII, en pura transición del románico al gótico y tocada por la influencia normanda, cada época ha dejado su impronta, hasta la actualidad con las vidrieras de los pintores abstractos. En la Plaza Mayor se mezclan los dos movimientos continuos de la ciudad, los que suben y los que bajan, los jóvenes que invaden a diario el casco antiguo y los viejos que no han emprendido la huida a los barrios modernos de la parte baja. Desde allí se parte rumbo a las hoces que ciñen la urbe.
Hacia la Hoz del Júcar por la Bajada a San Miguel, cuya iglesia es un auditorio junto al precipicio, para luego descender hasta el río por la cuesta de las Angustias, donde una cruz detuvo al diablo, o encaramarse por la Ronda bordeando casas donde pintores y escritores tienen sus moradas. Y en la otra vertiente, la Hoz del Huécar, dejando atrás el Palacio Episcopal, el Museo Diocesano, el Arqueológico y llegando por fin a las célebres Casas Colgadas y su Museo de Arte Abstracto con Zóbel a la cabeza de sus creadores. Y el barrio de los rascacielos de San Martín enfrentado al auditorio de música, al grandioso paisaje excavado por el río, a las huertas moras, al puente y al convento de San Pablo, hoy convertido en Parador de Turismo.


Meca de la música.

Desde el puente, la Cuenca antigua semeja un refugio de los mitológicos cíclopes, aunque en realidad, sus habitantes más llamativos son escritores, pintores y otros artistas empeñados en desentrañar el misterio conquense, las leyes de la desarmonía, la conjunción entre lo culto y lo popular, entre lo místico y lo telúrico, para plasmarlo en sus obras.
Bares y museos, tiendas de artesanía y conventos de clausura, palacios ocultos y casas delgadas como chopos. Al subir por la calle de San Pedro, orillada de cenobios y casonas nobiliarias, surge el recuerdo de sus artistas ante la efigie en bronce del poeta Federico Muelas: César González Ruano y sus artículos; la casa en la que pintaron y vivieron Lorenzo Goñi y Rafael Uceta; la que sirvió de refugio a Gerardo Rueda; o la que habita Antonio Saura. En la calle de Ronda, Gustavo Torner recrea volúmenes y colores. Todavía más arriba, la Universidad en el que fue Convento de las Carmelitas; una iglesia, la de San Pedro, cuya planta octogonal hace pensar en los templarios; y el barrio del Castillo.
Mezcladas con esta Cuenca por la que pasea el visitante, quedan auténticas islas de calma. La Torre de Mangana, donde se alzaba el antiguo alcázar, domina una extensa explanada y los mejores crepúsculos. Desde ella, quedan a vista de pájaro los barrios más pintorescos: el de los Tiradores, extendido por la ladera del cerro del Socorro como un belén navideño; el de San Antón, empinando callejas y terrazas para asomarse al Júcar; y el de San Gil, recoleto y entrañable bajo el cobijo de la torre del Salvador y la que le da nombre, recio florón del romántico Jardín de los Poetas.
Cuenca dual y contradictoria, de cumbres y simas iluminadas por una luz cambiante, creadora de contraluces y violentos claroscuros. En contrapunto, por la noche, la ciudad alcanza sus imágenes más evocadoras y fantásticas, convirtiéndose en un sueño hecho piedra. El murmullo del agua de las fuentes y el viento entre los chopos son sus sonidos primigenios a los que se unen los estudiantes del Conservatorio, los asistentes a la Semana de Música Religiosa y los adeptos al Auditorio entre las rocas y a las iglesias convertidas en salas de conciertos.
Contrastes de una ciudad mística, entregada a lo sobrenatural e impregnada por un misterio que emana de la dureza de la roca y la ternura de sus jardines insólitos, de lo humilde a lo grandioso, casi de la armonía a la desarmonía.

miércoles, 4 de octubre de 2006

La causa de la libertad

Me la encontré leyendo tal vez un periódico tal vez algún libro. Y la memoricé. Dice así: La causa de la libertad avanza a veces a lomos de hijos de puta". Y el escritor que la refería, se la atribuía a un Juez del Tribunal Supremos de los Estados Unidos.

¡Y que verdas es! La libertad avanza a veces a lomos de hijos de puta. ¿Qué está pasando ahora en España con los jueces de la Audiencia Nacional, con los jueces del Consejo General del Poder Judicial, ... puede estar avanzando la libertad a su pesar, sobre sus lomos.

martes, 3 de octubre de 2006

Lo que cuesta un hijo

La información de actualidad hoy es el informe realizado por la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) que ha sido titulado "Lo que cuesta un hijo". El informe es bastante extenso y algún periódico lo da íntegro. Sin embargo, el debate se ha centrado sobre algunas de las principales conclusiones del mismo.

Copio: La encuesta distingue entre diversos tramos de edad -de 0 a 1 años, de 1 a 3, de 3 a 6, de 6 a 12, de 12 a 15 y de 15 a 18- y se refiere a las partidas básicas de los gastos de una familia: alimentación, higiene, ropa y calzado, educación, ocio y juguetes (o regalos), sanidad, extras complementos y extras-celebraciones (como el bautizo o la comunión).

El estudio compara además los resultados con un informe que esta organización realizó en el año 2000. Entonces, el gasto medio anual por hijo era de 800.000 pesetas (4.800 euros). Ahora, la media sube a 7.000, pero en el caso de hijos adolescentes, de 15 a 18 años, se puede disparar hasta los 21.000 "si no se corta el consumismo y la afición a las marcas de los hijos", subrayó Ávila. Sacar un hijo adelante desde que nace hasta que es mayor de edad -si es único, porque con los demás hermanos "se recicla"- costaba en 2000 entre 78.449 y 192.316 euros. Hoy, entre 98.205 y 301.274 euros. En estos seis años, los salarios se han incrementado un 15%. El gasto por hijo, entre un 10% y un 56%.

Demos por bueno el informe. Recuerdo ahora lo que me decían cuando mis hijos eran pequeños. Me decían una y otra vez padres con hijos ya mayores: "No sabe usted lo bien que está ahora con los hijos pequeños, ya se enterará cuando sean mayores". Efectivamente, bien que nos enteramos los padres cuando los hijos son mayores. No sólo porque los gastos son bastante más altos, sino porque la covivencia con ellos es muchos más difícil, más complicada, más ....

¿Será verdad?

"Los necios admiran; los sensatos aprueban."

POPE, Alexander- Escritor inglés

domingo, 1 de octubre de 2006


Es Tara, la perrita de mi hermana, de mis hermanas.

¿Por qué no escribir con corrección ortográfica?

Hace unos días los medios de comunicación locales informaban que un candidato a las próximas elecciones municipales había iniciado un blog. Era el primero, se resaltaba, que adoptaba este procedimiento para comunicarse con sus posibles lectores. Por curiosidad visité su blog. No pude leerlo completo y sólo tenía dos o tres entradas. Pero es que contenía un montón de faltas de ortografía. No puedo resistir un texto que contenga faltas de ortografía. Su redacción tampoco era buena. Es una manía generada en mis tiempos de profesor de lengua y literatura castellanas con estudiantes de los primeros cursos del antiguo bachillerato. Tampoco resisto los mensajes de los jóvenes. Estoy convencido de que es una exigencia primera y fundamental de la escritura el que esté hecha ortográficamente correcta. Las faltas de ortografía demuestran la poca base que tiene nuestra enseñanza, lo poco que leemos, que no escribimos nada. Y ahora en cualquier sitio que escribas cuentas con un corrector ortográfico que te ayudará.

Lo siento, amigo candidato, pero no soy capaz de leer textos con faltas de ortografía. ¡Perdón por si se me ha escapado alguna a mí!