jueves, 25 de febrero de 2010

¡Que se sepa!

José Bono organiza una comida a puerta cerrada con las cúpulas de periódicos, radios y teles para pedirles que ‘bajen el pistón’ con el sueldo de los diputados: les están insultando por la calle
El presidente del Congreso de los Diputados convocó este martes en la Cámara Baja a los máximos responsables de los medios de comunicación nacionales. En una comida reservada, José Bono les pidió que ‘rebajaran’ en sus informaciones el nivel de crítica hacia los sueldos de sus señorías. Se están produciendo insultos y amenazas.

Según los datos recogidos por El Confidencial Digital, el encuentro fue organizado por el propio Bono y a la convocatoria acudieron directivos de alto nivel y jefes de redacción. Asistieron los presidentes del Grupo Vocento, Diego de Alcázar; del Grupo Intereconomía, Julio Ariza; y de la Agencia Europa Press, Asís Martín de Caviedes.

Representando a los periódicos nacionales estuvieron Pedro J. Ramírez, por parte de El Mundo, y Vicente Jiménez, director adjunto de El País. No acudieron a la cita ni Ángel Expósito (ABC), por la presencia de Diego de Alcázar, ni Francisco Marhuenda. El director de La Razón excusó su presencia por motivos de agenda.

Por parte de las emisoras de radio estuvieron Rodolfo Irago, jefe de informativos de la Cadena SER; Julián Cabrera, de Onda Cero; Ignacio Villa, presentador de ‘La Mañana’ de la Cadena COPE (el director de informativos, Francisco Ventura, no pudo asistir por la emisión de ‘La Palestra’); Javier Fernández Arribas, de Punto Radio; y el director de Radio Nacional, Ignacio Elguero.

Además, estuvieron Javier Tovar, responsable de Nacional de la Agencia EFE; Carlos de Francisco, subdirector de Informativos Telecinco; y Gloria Lomana, de Antena 3 TV.

José Bono también quiso que a la comida privada acudieran los portavoces de todos los grupos parlamentarios en el Congreso. Y así fue. Sólo faltó uno: Josep Antoni Durán i Lleida, que se encuentra recuperándose de un leve problema de salud.

Según ha podido saber ECD por fuentes de toda solvencia, inicialmente el presidente del Congreso justificó la convocatoria aludiendo a la conmemoración del 23-F en el hemiciclo. Sin embargo, al poco de dar comienzo el encuentro, les transmitió su deseo de que los medios de comunicación moderaran las informaciones referidas a los sueldos de los diputados.

José Bono se mostró preocupado porque los periódicos, radios y televisiones están transmitiendo a la ciudadanía que sus señorías “cobran mucho y trabajan poco”. El tono que empleó, señalan las mismas fuentes, fue de gran inquietud por la imagen de la clase política que está calando entre la ciudadanía.

El presidente de la Cámara Baja desveló que algunos diputados se habían dirigido a él para comunicarle que habían recibido insultos y amenazas por la calle. Una situación que, según advirtió Bono, resulta absolutamente intolerable.

Para ‘convencer’ a los responsables de los medios de comunicación, José Bono ofreció datos de un estudio sobre lo que ‘cuesta’ un diputado a las arcas del Estado. La conclusión de ese informe es que el parlamento español supone mucho menos dinero para el ciudadano que cualquier cámara europea. Además, destacó, hay seis parlamentos autonómicos más caros que el de la Carrera de San Jerónimo.

Respecto a las pensiones de sus señorías, Bono dejó claro a los asistentes que ningún diputado tiene derecho a pensión: lo que se suele hacer es complementar a los que hayan permanecido más de 7 años en activo. Esto supone en la práctica que de los 3.200 diputados que ha habido en la historia de la democracia, sólo 70 perciben este subsidio.

El presidente del Congreso insistió en que los directivos transmitieran a sus redacciones que los diputados trabajan de lunes a viernes y no son unos vagos. Les pidió que ‘bajaran el pistón’ de sus informaciones sobre sus señorías y no transmitieran una imagen de indolencia y desidia.

Las fuentes consultadas por ECD aseguran que en el transcurso de la comida José Antonio Alonso y Soraya Sáenz de Santamaría tomaron la palabra y pidieron a Bono que los meses de enero y septiembre se habiliten para que los diputados realicen trabajos parlamentarios.

Bono tomó nota de la propuesta y comunicó que, a partir del 1 de marzo, la página web del Congreso incluirá la agenda de los diputados y las actividades en el hemiciclo (sesiones, apertura de las Cortes, jornadas de puertas abiertas, etc.).

2 comentarios:

Miguel Alvarez dijo...

Porque que antes de intentan rebajar el pistón de la crítica no se rebajan el sueldo?

Vamos, para ver los sueldos del propio Bono y de la vicepresidenta, al igual que el de todas las señorias. En el caso de Bono, el compañero presidente cobra la friolera de 39.000 euros al mes (http://www.discursia.com/)

Y que no digan que eso no importa si hace bien el trabajo, tambien lo hace el albañil, el bombero y la polícia y cobran 25 veces menos al mes.

Reyes Villajos dijo...

Buena información. Espero que se publiquen las agendas de todos los diputados y las actividades del hemiciclo. Sería un gran avance.